En el 2016, un acuerdo de paz histórico termino el conflicto armado de 50 años entre el Gobierno Colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Pero implementar el acuerdo – que significa cementar lo acordado en la legislación nacional y asegurarse que sus provisiones lleguen a todas las partes del país de forma equitativa – sigue siendo difícil.

Prevenir la violencia depende de la efectiva reintegración y reincorporación colectiva de los excombatientes en la sociedad, así como de compensar las víctimas, devolviéndoles sus tierras, y de atender las disparidades socioeconómicas, así como de la exclusión política siendo estas las raíces del conflicto. La crisis humanitaria, económica y política en el país vecino de Venezuela hace que priorizar el acuerdo sea aún más difícil. El Gobierno Colombiano también ha buscado varias avenidas de ceses al fuego y procesos de paz con una insurgencia más pequeña, el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Trabajo del USIP

Desde el 2008, el Instituto de la Paz de los EE. UU. ha ayudado preparar a Colombia para una solución política a su conflicto armado. Debido a que la violencia en el país tiene sus raíces en la exclusión política y económica, el Instituto prioriza iniciativas incluyentes de base trabajando al nivel comunitario para atender el centro de las disputas de los Colombianos y de las distintas dinámicas del conflicto en cada uno de los Departamentos. Además de estos esfuerzos de base, el USIP trabaja con actores políticos a nivel nacional en un esfuerzo por escalar soluciones y crear vínculos para apoyar una implementación sostenible de la paz.

Promoviendo Procesos de Paz Incluyentes y Compartiendo Lecciones Aprendidas

El Instituto se esfuerza en asegurar que cada sector de la sociedad se dé cuenta de su rol activo en el proceso de construcción de paz y que pueda comunicar estos intereses a los líderes. Cuando el Gobierno Colombiano reconoce los derechos de la mujer, los jóvenes, la comunidad LGBTQ, de los Afrocolombianos y de las poblaciones indígenas, crea una base más sostenible para la paz.

El USIP ha aconsejado a negociadores, enviados especiales y a la comunidad internacional en temas como el diseño de procesos de paz, mecanismos de inclusión y de cómo la implementación de acuerdos puede ser fortalecida para lograr una paz más sostenible. El USIP ha ayudado a compartir lecciones valiosas del proceso de paz Colombiano con mujeres lideresas en Afganistán, actores de justicia en Birmania y con la sociedad civil Venezolana.

Convocando a líderes clave.

Desde el 2012, el Foro de Paz de Colombia del USIP ha asegurado que políticos y líderes de opinión tanto en Colombia como en Estados Unidos tengan un conocimiento solido del conflicto armado interno en Colombia y de sus procesos de paz. El foro crea un intercambio entre participantes – incluyendo a académicos, especialistas en Colombia, y oficiales de gobierno – sobre una variedad de temas de construcción de paz para fomentar análisis colaborativos y creativos que atiendan los retos de la implementación del Acuerdo.

Fortaleciendo las Organizaciones de la Sociedad Civil y los Movimientos Sociales

El Instituto ha apoyado a las robustas organizaciones de la sociedad civil Colombiana desde el 2011 y ha otorgado fondos, así como apoyo técnico a organizaciones de derechos humanos, grupos ecuménicos, grupos de mujeres, organizaciones de jóvenes y a comunidades étnicas y Afrocolombianas.

Generando y Construyendo Confianza con los Actores de Justicia y Seguridad

En colaboración con socios nacionales Colombianos, el USIP está contribuyendo directamente a elementos claves del Acuerdo de Paz con las FARC construyendo confianza entre comunidades y proveedores locales de justicia y seguridad. El proyecto utiliza análisis de las dinámicas regionales, encuestas de percepción pública y diálogos comunitarios para mejorar la confianza en cinco de los municipios más afectados por el conflicto.

Involucrando a la Juventud

El Instituto construye sobre la prominente participación juvenil en el Proceso de paz Colombiano a través de su programa Generación del Cambio (GCFP). El GCFP cultiva la capacidad de los jóvenes líderes en construir puentes, contribuir a cambios sociales positivos y de reconstruir el tejido social de sus comunidades. El programa crea cohortes de jóvenes constructores de paz que implementan estrategias de construcción de paz y transmiten su conocimiento, creando una comunidad internacional de jóvenes líderes. En Colombia, el USIP trabaja con 26 jóvenes en 15 de los 32 departamentos del país.

Intercambios con las Comisiones de Paz del Congreso Colombiano

A través de los últimos años, el USIP ha apoyado intercambios entre las Comisiones de Paz del Congreso en la Cámara de Representantes y en el Senado. Estas comisiones ad hoc son un espacio para construir consensos a través del diálogo para avanzar en pilares fundamentales del Acuerdo de Paz. El USIP ha apoyado dos visitas de delegados a Washington para entrar en un diálogo sobre temas relacionados con la justicia transicional, derechos de las víctimas y cultivos ilícitos.

Defendamos la Paz logo

USIP ha apoyado el movimiento ciudadano de la paz “Defendamos la Paz”, un espacio amplio, diverso y multisectorial que defiende y avanza la implementación del Acuerdo de paz con las FARC. Activo a través de un grupo en WhatsApp, este movimiento tiene 32 capítulos regionales que incluyen líderes políticos, activistas de base, lideres juveniles e indígenas.

Related Publications

Vice-Presidential Candidates Lay Out Visions for Colombia’s Future

Vice-Presidential Candidates Lay Out Visions for Colombia’s Future

Thursday, May 19, 2022

By: Anthony Navone

Colombia is on the precipice of historic presidential elections amid a backdrop of significant social unrest, deepening polarization and the escalation of the country’s six-decade old armed conflict. Last year’s nationwide mass protests sprung up over worsening racial and socioeconomic inequality in most of the country’s major urban metropolitan centers, and a heavy-handed police response only served to worsen the crisis.

Type: Analysis and Commentary

Democracy & GovernancePeace Processes

Colombia Police Reform: The Critical Need to Include Rural Forces

Colombia Police Reform: The Critical Need to Include Rural Forces

Monday, January 10, 2022

By: Nicolas Devia-Valbuena;  Carlos Hoyos;  Keith Mines

The Colombian government, seeking to reform its National Police in a time of security challenges and mass protests, has focused on big-city units that sit in the national spotlight. While the reform efforts are generally praiseworthy, the emphasis on urban areas creates the risk of losing sight of the country’s rural regions — places where guerrillas and other armed actors hold sway, and the fate of peace efforts will ultimately be determined. The resolve and capacity of rural police and courts to meet the needs of citizens in these zones will be critical to achieving meaningful and lasting peace.

Type: Analysis and Commentary

Justice, Security & Rule of Law

Keith Mines on Secretary Blinken’s Trip to Colombia

Keith Mines on Secretary Blinken’s Trip to Colombia

Thursday, October 21, 2021

By: Keith Mines

As Secretary of State Antony Blinken travels to Colombia, USIP’s Keith Mines notes there is still work to be done in implementing and expanding the 2016 peace agreement with the FARC insurgency, saying that “consolidating the peace in a place like Colombia was almost as hard as fighting the war itself.”

Type: Podcast

Global Policy

View All Publications