La firma del Acuerdo de Paz del 2016 entre el gobierno colombiano y las FARC-EP abrió nuevas ventanas de oportunidad para transformar paradigmas de seguridad que respondan mejor a las necesidades y prioridades de la ciudadanía. Sin embargo, la implementación equitativa del Acuerdo en zonas rurales del territorio sigue siendo un desafío.

Las comunidades continúan viviendo en medio de conflictos territoriales entre diferentes grupos armados, incluyendo disidencias de las FARC, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), al igual que otras organizaciones criminales transnacionales. Como consecuencia, entre 2016 y marzo del 2022 fueron asesinados en Colombia un total de 1.327 líderes sociales y 304 excombatientes en proceso de reincorporación.

Décadas de marginalización y conflicto en áreas rurales del país han creado una cultura de desconfianza entre los ciudadanos y las instituciones estatales. El aumento actual de la violencia ha ampliado la brecha de credibilidad y legitimidad entre el Estado y la ciudadanía. Con el legado del conflicto armado en Colombia, establecer relaciones duraderas entre las comunidades locales, las instituciones y los proveedores de justicia y seguridad es un desafío fundamental y urgente.

El Trabajo de USIP

El proyecto de Diálogos de Seguridad Ciudadana (DSC) en Colombia adapta el enfoque y la metodología de los Diálogos de Justicia y Seguridad (JSD) desarrollados por USIP hace más de 20 años. CSD se implementa en municipios afectados por el conflicto armado, con la participación de múltiples representantes comunitarios y proveedores de seguridad y justicia. A través de los diálogos, USIP busca transformar y democratizar la provisión de seguridad y justicia en territorios rurales afectados por las FARC, así como mejorar la seguridad y protección de comunidades y líderes sociales.

Con conocimientos adicionales y ciclos regulares de retroalimentación pública para comprender mejor las preocupaciones de la comunidad, en particular de las comunidades rurales, los proveedores de seguridad y justicia podrán adaptar sus servicios y estrategias para generar confianza pública y establecer un modelo de seguridad ciudadana más receptivo, responsable y orientado a los ciudadanos.

map

Alcance Geográfico

El proyecto de Diálogos de Seguridad Ciudadana está activo en 10 municipios de seis departamentos que han experimentado la influencia y presencia de las FARC. La fase de implementación está compuesta por seis componentes que reflejan el compromiso de buscar soluciones técnicas y comunitarias para la seguridad ciudadana en estas regiones: Antioquia, Chocó, Caquetá, Cauca, Nariño y Norte de Santander.

Componentes del Proyecto

Desarrollar estudios de caracterización de la comunidad: A través de estudios de caracterización preliminares realizados por socios locales en Colombia, USIP profundizará la comprensión de los proveedores de seguridad y justicia sobre la dinámica, la cultura y la historia de la comunidad a lo largo del conflicto.

Realizar sondeos de percepción pública: Estos sondeos mensuales pretenden mejorar la sensibilización de los proveedores de seguridad y justicia sobre las percepciones, los temores, las prioridades y las evaluaciones de desempeño de la comunidad en evolución, lo cual se transmitirá de forma anónima y unilateral a los proveedores de seguridad y las autoridades locales.

Fortalecer capacidades para el diálogo: Para preparar a los proveedores de seguridad y justicia y a los líderes comunitarios para los diálogos, USIP y sus socios locales fortalecerán las capacidades de los participantes a través de una serie de talleres relacionados con el Estado de derecho y el diálogo.

Brindar asistencia técnica para adaptaciones de seguridad local: Esta actividad apoya adaptaciones demostrables de estrategias de provisión de seguridad y justicia basadas en prioridades públicas hacia comunidades rurales, respondiendo a las principales necesidades de líderes comunitarios.

Facilitar procesos de diálogo  multi-actor: Los Diálogos de Seguridad Ciudadana transformarán las relaciones entre los proveedores de justicia y seguridad y las comunidades rurales a través de un enfoque de diálogo comunitario en cinco municipios.

Convocar de revisiones y desarrollo de políticas: Informado por los diálogos y los aportes generados en la primera fase, USIP convocará mesas redondas a nivel local y nacional para discutir las implicaciones de políticas y posibles cambios de paradigma en el modelo de seguridad y protección.


Capacity building workshop on dialogue in Riosucio (Chocó). Photo by Santiago Mesa, Páramo Films.

Hace más de 20 años, USIP desarrolló la metodología de Diálogos de Justicia y Seguridad (JSD, por sus siglas en ingles). Los JSD son procesos iterativos e inclusivos de múltiples partes interesadas destinados a transformar las relaciones entre los proveedores de seguridad y justicia y sus beneficiarios públicos, particularmente en el contexto de transición de la guerra a la paz.


Este proyecto es posible gracias al generoso apoyo del pueblo estadounidense a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). El contenido de esta hoja informativa del proyecto es responsabilidad exclusiva del Instituto de la Paz de los Estados Unidos y no refleja necesariamente los puntos de vista de USAID o del Gobierno de los Estados Unidos.

Related Publications

Citizen Security Dialogues in Colombia

Citizen Security Dialogues in Colombia

Wednesday, August 3, 2022

The signing of the 2016 peace agreement between the Colombian government and the FARC-EP opened new windows of opportunity to transform security paradigms that better respond to the needs and priorities of citizens. However, implementing the Agreement and ensuring that its provisions are equitably implemented in rural areas of the territory remains an elusive challenge.

Type: Fact Sheet

Justice, Security & Rule of Law

Colombia’s New Administration Raises Hopes for ‘Total Peace’

Colombia’s New Administration Raises Hopes for ‘Total Peace’

Tuesday, July 12, 2022

By: Sebastian Guerra;  Steve Hege

Hopes for lasting peace in Colombia are soaring. Last month, Gustavo Petro and Francia Márquez prevailed in Colombia’s runoff presidential election and will lead the country’s first-ever progressive government, as president and vice president, respectively. Their historic victory culminates an electoral cycle marked by a resounding rejection of Colombia’s establishment elites. Petro’s proposals for what he has coined “Total Peace” offer an ambitious approach to negotiating with armed groups, implementing prior peace accords, and pursuing national unity amid debilitating socio-political polarization. The country stands before an undeniable opportunity to lay the foundation to end its six-decade conflict, even if subsequent governments will have to sustain these efforts to truly reap the long-term benefits.

Type: Analysis and Commentary

Peace Processes

Mounting Security Challenges Await Colombia’s Next President

Mounting Security Challenges Await Colombia’s Next President

Thursday, June 2, 2022

By: Steve Hege

In the first round of Colombia’s presidential elections, long-standing opposition leader Gustavo Petro and newly emerged outsider Rodolfo Hernández both handily defeated the conservative establishment candidate Federico Gutiérrez. The latter’s third-place finish signals Colombians’ resounding rejection of the country’s status quo and a rebuke of the political establishment and predominant elites.

Type: Analysis and Commentary

Democracy & GovernanceJustice, Security & Rule of Law

View All Publications